Cariño mío, eres tan dulce, tierna, bellísima, encantadora, la única, la mejor y lo más importante- mía, te amo locamente y te aprecio con toda mi corazón, aprecio cualquier deseo de tu alma, cada sonrisa, cada éxito. Para mí, todo lo que está relacionado contigo es importante, porque eres la persona que me hace feliz y valiente. Gracias querida, te amo.

La felicidad no está solo en ti, tú misma eres la felicidad esperada y embriagadora. Eres tan hermosa que puedo mirarte durante horas sin quitarme los ojos ni un minuto. Eres extraordinaria, mágica y, lo más importante, mía. Eres cálida, soleada y alegre. Tú eres la razón de mi sonrisa, mi estímulo, mi alma, mi paz y armonía. Eres todo lo mejor que me puede pasar, y estoy agradecido por estar conmigo en cualquier circunstancia. Eres mi ternura, mi amor, mi certeza.


Ni siquiera podía imaginar que podría rendirse por completo a una persona que, en un momento, podrá reemplazar el mundo entero. Eres la luz que ha atravesado la oscuridad de mi vida cotidiana, eres ternura, mi salvación de la tristeza y la felicidad sin límites, con la que no pretendo decir adiós. Te agradezco por estar en mi destino, gracias por tu inquebrantable fe en mí, porque a veces yo mismo dejo de creer, pero tú nunca te rindes. Quiero pasar todos mis días contigo, disfrutando cada momento. Sabes, a menudo imagino cómo nosotros, después de haber vivido juntos durante más de cincuenta años, estamos sentados en el banco de nuestra acogedora casa, una casa donde viven el amor, la comodidad y la paz, y vemos a nuestros bisnietos divirtiéndose en el jardín. Esto, quizás, es lo que muchos llaman armonía, idilio y prosperidad. Eres toda mía, y esto es para siempre…

Mi amor, si me preguntan, de que no podría vivir, responderé que sin aire. Pero mi aire eres tú. Te necesito. Solo contigo siento una fuerza increíble dentro de mí, solo gracias a ti quiero avanzar y lograr el éxito, solo por ti puedo superar cualquier miedo y mover montañas. Y realmente quiero que seas siempre feliz conmigo.

Amo tus ojos, tu sonrisa, tu risa, tu espontaneidad, para mí eres la alegría de cada momento, la esperanza del futuro, la inspiración del presente y quiero que nuestros sentimientos, y nuestros esfuerzos nos lleven al éxito mutuo y a la gran felicidad. Te quiero mucho

Mi solecito, mi felicidad eterna, mi alma y mi corazón, para mí eres como el agua en el desierto, como la lluvia para las plantas, como el viento para el molino. Te quiero mucho y estoy muy contento de tenerte.

Mi bella flor, mi felicidad eterna, mi amor, eres el milagro más grande para mí, la mujer más importante, la persona más querida. Quiero que siempre seamos felices, que no conozcas la tristeza ni el aburrimiento, que siempre me dieras tu sincera sonrisa y alegría.

Eres la luz y la esperanza de mi corazón, mi cuento de hadas, mi leyenda, mi ángel, mi delicada flor. Te amo mucho y deseo con todo mi corazón que mi amor cada día, cada minuto te haga más y más feliz.

Para mí no hay nada más dulce en el mundo que tus besos, cada día me haces feliz y sorprendes. Tienes luz propia que me inspira y hace que mi corazón lata más fuerte. Querida, quiero que seas realmente feliz conmigo, cada minuto, cada segundo.

Estoy listo para cualquier cosa por ti, no puedo existir ni un minuto sin tu sonrisa, constantemente pienso en ti, en nuestro futuro, en nuestros sueños. Mi alegría, te quiero mucho y con todo mi corazón deseo que seamos verdaderamente felices. Y por esto haré todo, créeme.