¡Feliz cumpleaños, mi niña! Te deseo que siempre tengas sueños por los cual luchar, que siempre tengas un proyecto por el que soñar y pelear, que siempre aprendas cosas nuevas y tengas buenas personas alrededor tuyo.

Que sueñes y que tengas muchas fuerzas para hacerlos realidad. Que tengas toda la suerte del mundo, y si te falta alguien donde apoyarte, aquí estamos.


Te hemos visto nacer y te veamos crecer. El tiempo no se para y tienes que disfrutar cada día y no tengas prisa por crecer. Somos tus tíos y en nosotros siempre tendrás un lugar donde cobijarte. ¡Que pases un feliz día de cumpleaños! ¡Te queremos!

¡Mi niña, felicidades! Hoy tendrás un montón de bonitos y agradables mensajes  en tu correo, te envío uno más.
Te deseo que seas la más feliz del mundo, que tus ojos bonitos brillen más que las estrellas. Mucha suerte para todos tus planes y proyectos. ¡Te quiero mucho!

¡Felicidades, cariño! Hoy eres más adulta, más bonita y más lista.
Te deseo toda la suerte del mundo. Y que seas hermosa, sabia, fuerte, sincera, y con buen corazón… Te quiero mucho, y te envío mil abrazos y dos mil besos.