¡Querida tía, felicidades! Estoy orgullosa de ser tu sobrina, me gustaría parecerme a ti, eres todo un referente para mí. Ser tan fuerte, optimista y decidida, son adjetivos que te distinguen. Agradezco por compartir mucho tiempo conmigo, de cuidarme y vigilarme. De enseñarme cosas nuevas y curiosas. Te deseo que todos los días de tu vida estés contenta y feliz. ¡Te adoro!

Nuestra familia está bendecida por tenerte. Gracias por ser tú, por regalarnos a cada uno de nosotros una parte de tu corazón. Que Dios te bendiga y proteja. ¡Te queremos todos!


Mi amada, alegre y cariñosa tía, eres única en nuestra familia.
Deja que los rayos del sol te sonrían por la mañana.
Que los pájaros canten a través de la ventana.
Deja que los sueños se hagan realidad.
¡Y que seas muy feliz, te lo deseo para toda la eternidad!

En este día podría enviarte una foto de flores por WhatsApp, buscar algunas frases muy bonitas y dulces, pero prefiero venir, abrazarte fuerte y darte muchos besos. ¡Te quiero, tita!

Querida tita, eres no solo mi tía, sino mi mayor amiga, la que me puede aconsejar, la que puede abrazarme como una madre. Puedo ser sincera contigo, puedo expresarme libremente sin miedos y puedo compartir mis secretos... ¡Te adoro, y deseo de todo corazón que tengas toda la felicidad del mundo!